Biografía


Bô Yin Râ, autor de libros de espiritualidad, desarrollo personal y vida interior, de numerosos escritos y obras pictóricas, es el nombre espiritual de Joseph Anton Schneiderfranken, nacido en el año 1876 en Aschaffenburg, Alemania y fallecido en Lugano, Suiza en el año 1943.

Bô Yin Râ con su esposa
Bô Yin Râ con su esposa

Estudió pintura en la ciudad de Frankfurt y en las academias de Munich, Paris y Viena, pero las experiencias en Grecia fueron determinantes para el artista, las que finalmente lo encaminaron hacia lo que él nos trasmite en sus libros y pinturas. Vivió en varias ciudades de Alemania hasta se trasladó a Suiza con su familia en 1923.

Años después, durante la época del nacionalsocialismo, fue prohibida la difusión y publicación de sus libros en toda Alemania. Afortunadamente, Bô Yin Râ encontró una editorial en Suiza que continuó editando todos sus libros.

Sus escritos consisten en darnos valor y ayuda en medio de lo cotidiano, a pesar de todas las dificultades, a fin de que podamos encontrar el propio camino que nos conduzca hacia el ser interno viviente. 

Algunos comentarios suyos a modo de testimonio nos dicen: «Debo señalar que todos mis libros presentan una realidad no material desde dos perspectivas bien diferentes. Por un lado describo experiencias que he descubierto, que están al alcance de cualquiera, si bien la amplitud y profundidad de comprensión de las mismas dependerá de las facultades innatas de cada persona. Pero por otra parte, transmito también cosas que sé, en virtud de una percepción espiritual específica, diferente, no accesible a otros, de la cual, sin embargo, hablo solamente cuando dichas revelaciones son posibles y necesarias».

En otro pasaje agrega: «Brindo testimonio basado en la experiencia personal, que el ser humano está enraizado en la sustancia de un campo de energía espiritual. Esta energía no puede ser percibida por órganos físicos, materiales, sino solo por los sentidos espirituales que el ser humano posee. Dentro de este campo de energía espiritual, el ser humano puede despertar, como un individuo consciente, aún en su vida presente en la tierra, sin embargo, inevitablemente deberá hacerlo una vez que su existencia física haya llegado a su fin».

Con respecto a esta nueva edición del Libro del Dios Viviente nos aclara: «Esta nueva versión es comparable en cierto modo respecto de la anterior, a una, en todas sus partes construida catedral con el cuerpo del edificio al que aún le faltan las decoradas ventanas y las estatuas de los altares…» Y finaliza diciendo: «Aquí es dado a conocer un libro que realmente el mundo necesita en estos días, así lo atestiguan miles de personas con agradecimiento que han encontrado a través de su contenido, fuerza y ayuda».

Con referencia al Libro del Más Allá comenta en su introducción: «Así como un libro de viajes te habla de Tierras que jamás has visto, este libro te dirá lo más necesario acerca del “país” en el cual, después de tu muerte te vas a encontrar, indiferentemente si ahora lo creas o no».

En cuanto al Libro del Ser Humano nos comenta: «Desde el ser humano debes alcanzar a Dios, sino Dios permanecerá en la eternidad un extraño para ti».

Y finalmente refiriéndose a la Trilogía nos dice: «Junto con El Libro del Dios Viviente, El Libro del Más Allá, y El Libro del Ser Humano debe conformar una trilogía, ya que si bien cada uno de estos tres libros es en sí mismo algo definitivo y forma un todo existente están internamente relacionados y en muchos pasajes se encontrará que se aclaran unos a otros a fin de profundizar el efecto de las palabras sobre el alma».